Todo se encuentra listo para iniciar nuestro viaje. Ya sabes donde estás y sabes también hacia donde quieres ir y cómo vas a llegar. ¿Qué necesitas ahora? ¿Te ha pasado que hay veces que tu mente quiere subir la montaña y tu cuerpo protesta: ¡Ya no puedo más!? 

Lo que necesitas ahora es energía. Energía que podamos canalizar en la dirección que nos hemos propuesto seguir. 

Muchos de nosotros tenemos infinidad de sueños que probablemente enlistemos como nuestros objetivos en el diseño de nuestro mapa. Muchos de estos sueños requieren de tiempo, trabajo, dedicación, etc. ¿Cómo voy a hacer realidad estos sueños si tengo un empleo de 8 horas, tengo que cuidar a los niños o asistir a la escuela? ¿Cómo trabajar en mis sueños si cuando llego a casa sólo quiero descansar y olvidarme del mundo? ¿Cómo moverme si me encuentro agotado?. 

El secreto radica en trabajar en nuestros sueños después del trabajo o del cumplimiento de nuestras obligaciones. Para esto requieres de energía abundante. Cuando Michael Jordan (jugador de baloncesto de los Bulls de Chicago) era considerado el mejor jugador del mundo, la gente solía decir que había nacido con un don especial. 

Poca gente sabía que Michael era el único jugador que se quedaba en la cancha después de cada entrenamiento practicando alrededor de mil tiros a la canasta, es decir entrenaba después de entrenar. Es por eso que se convirtió en el número uno porque hizo cosas en el tiempo en que los demás descansaban o dormían. "El mundo es de los vivos, de los que se mueven" Para que el carro pueda caminar necesita de gasolina. 

En lo personal yo empecé a cambiar mi vida y mi manera de percibir las cosas cuando empecé a cambiar mi cuerpo y me di cuenta que podía verme diferente, sentirme diferente y hacer cosas que jamás imaginé. "No puedes cambiar de cuerpo pero si puedes cambiar tu cuerpo". 

Existen tres grandes campos que necesitamos conocer para empezar a cambiar el funcionamiento de nuestro organismo con el propósito de generar la mayor cantidad de energía. El primero es la nutrición, después el deporte y por último el manejo y control de nuestra mente y nuestro proceso de oxigenación. 

¿Qué pasaría si en vez de echarle gasolina a nuestro carro le ponemos limonada o agua mineral? ¿Acaso podría caminar? Incluso corremos el riesgo de arruinarlo. Es increíble que nunca cometamos ese error con nuestros autos, pero si lo hacemos muy a menudo con nuestro cuerpo. Es primordial tener una buena alimentación para poder alcanzar altos niveles de energía. Tienes que descubrir que tipo de gasolina necesita tu auto, aceites, lubricantes etc. 

Cada cuerpo es una maquina única, original e irremplazable. El proceso de asimilación y procesamiento de nutrientes para su transformación en energía está comandado por el metabolismo. Cada ser humano tiene un funcionamiento metabólico distinto. Es primordial conocer cómo funciona tu metabolismo para determinar que substancias requieres, en que cantidad y cada cuando las necesitas. 

La forma más adecuada de conocer en que estado se encuentra tu "auto" es llevándolo con un especialista. Recomiendo plenamente tener cuidado sobre las dietas que hacemos. No existen recetas aplicables para todos. 

Las dietas funcionan diferente en cada cuerpo dependiendo su metabolismo y en algunos casos pueden resultar contraproducentes y hasta peligrosas. Nunca pondrías tu automóvil en manos de un extraño o un amateur inexperto. El cuerpo es lo único valioso que posees en esta vida, tienes que estar conciente de que debes darle el mejor y más especializado servicio. 

Si das un vistazo a los anexos de este artículo, encontrarás bibliografía y tips para tener una nutrición balanceada, pero siempre recuerda que eres único y necesitas un traje a la medida. "Dime lo que comes y te diré quien eres". Seguiremos trabajando con la energía, así que no te canses. Hasta la próxima semana y ¡Buen provecho!

 

Mr B