El mundo está lleno de sufrimientos; la raíz del sufrimiento es el apegó; la supresión del sufrimiento es la eliminación del apego”. 

 

Buda

 

“La felicidad y la desdicha dependen de cómo afrontemos los acontecimientos, no de la naturaleza de los acontecimientos en sí “

 

Anthony de Mello

 

 

RESUMEN:

 

¿Qué tan apegado es usted a las cosas? ¿Por qué ese apego? ¿Qué le ha originado el apego? ¿Cómo relaciona el apego con su comportamiento? ¿Qué relación hay entre el apego y el sufrimiento? ¿Qué está haciendo para liberarse del apego?, son algunas preguntas que ya usted se habrá hecho y que tiene las respuestas a su alcance.

 

Lo cierto que en este artículo se pretende analizar el alcance, cómo el apego repercute en el crecimiento personal.

 

ALCANCE, EFECTOS, ASPECTOS BÁSICOS A SER CONSIDERADOS.

 

El apego es un tema sumamente significativo en todo crecimiento personal por los efectos que origina, sus impedimentos, dependencia, de ahí que consideramos muy importante la aportación que Clara Delgado Porras nos lega, cuando nos dice, que sólo usted, puede hacerse feliz y todos los momentos presentes lo son porque usted está en ellos. Y hoy, en el eterno presente, en el aquí y el ahora, usted serás feliz aunque hoy lo acompañe esto o lo otro. Y podrá ir pasando de un momento a otro en la vida disfrutándolo plenamente, sin llevar cargas emocionales del pasado. Y como los lirios del campo y los pájaros del cielo estará libre de preocupaciones viviendo siempre el Eterno presente.

 

Se nos pregunta, ¿De donde llegó su apego? Brotó de una mentira que llega desde tu cultura, tu sociedad, o desde tu mismo, o sea de tu programación. Simplemente observa: miles de personas viven sin eso que supone dueño de su felicidad; y si revisa su pasado encontrará algo que en un momento dado supuso insustituible, y que el tiempo demostró que no era así. Hoy ya ni lo recuerda. ¡Mira que pequeñas eran! . El cambio se produce únicamente cuando une el conocimiento a la comprensión; pues son las columnas del Altar de la Sabiduría.

 

No nos debe sorprender por tanto, que se comente, que la Nueva Era requiera nuevos hombres. Y el Nuevo Hombre surge del reencuentro consigo mismo. Surge al rellenar el abismo que lo separa de la Realidad. Surge por la fuerza apelativa del Amor. Surge por el esfuerzo reintegrativo en un Todo Mayor, surge cuando se ha sorprendido inatento, apegado a las cosas perecederas, a todo aquello que le impide crecer, ser libre.

 

Hoy más que nunca que estamos dentro de escenario en donde el materialismo se manifiesta con muchas amenazas en contra del crecimiento espiritual, anclando a muchos en sus cárceles, aprisionándolo, destruyéndolo en todo aquello que le permita alimentar su espíritu, que lo conlleve a sentirse libre de los apegos, es necesario sorprendemos que inatento hemos estado en relación al apego.

 

Nos comenta Clara Delgado además, que tengamos presente, que el apego es un estado emocional de vinculación compulsiva a una cosa o persona determinada, originado por la creencia de que sin esa cosa o persona, no es posible ser feliz.Por tanto, no nos debe sorprender que su mente diga: No puede ser feliz si no tiene tal o cual cosa, o si tal persona no está con usted. . No puedes ser feliz si tal persona no le ama. No puedes ser feliz si no tiene un trabajo seguro. No puedes ser feliz si no le da seguridad a tu futuro. No puedes ser feliz si está solo. No puedes ser feliz si no tiene un cuerpo a la moda. No puedes ser feliz si los otros actúan así. Y más cuando su mente señala que ‘No puedes ser feliz si. su mente está programada para demostrarle constantemente (si no es por una cosa, es por otra) que no puedes ser feliz. ¡Todo esto es falso! No hay un solo momento en su vida en el que no tengas cuanto necesitas para… Ser Feliz.Lo cierto cita Delgado, todas las cosas a las que se apega, y sin la que está convencido que no puedes ser feliz, son simplemente sus motivos de angustias. Lo que le hace feliz no es la situación que lo rodea, sino los pensamientos que hay en su mente.

 

De aquí entonces, que el apego es un estado emocional que tiene dos puntas, una positiva y otra negativa. La positiva es el estado de placer y la emoción que sientes cuando logras aquello a que estás apegado. La negativa es la sensación de amenaza y la tensión que lo acompañan, lo que le hace vulnerable al desorden emocional y amenaza constantemente con hacer daño a su paz.

 

Observe bien nos indica Delgado, Si no se consigue el objeto del apego, origina infelicidad; y si se lo consigue solo produce un instante de placer seguido de la preocupación y el temor a perderlo. ¿Podemos ganar la batalla contra los apegos? Desde luego que sí renunciando a ellos. Cambiando nuestra programación.

 

Clara Delgado nos invita además, hacer una lista de todo lo que te tenga apegado y decirle a cada una:"En realidad no estoy apegado a ti en absoluto. Tan solo estoy engañándome a mi mismo creyendo que sin ti no puedo ser feliz" Y si tu apego se refiere a una persona diga: "Te dejo que seas tú mismo; que tengas tus propios pensamientos, que satisfagas tus propios gustos, que sigas tus propias inclinaciones, que te comportes tal como decidas hacerlo. Te libero con Amor y me libero con Amor".

 

Ahora estás en condiciones de amar a esa persona. ¿Por qué? Porque Amar, no es querer. Lo que quieres, quieres poseerlo. Cuando quieres a alguien para ti, solo le estás poniendo una cadena al cuello, y estás atándote del otro lado.

 

El Amor solo puede existir en libertad. Elige entre tu apego y la felicidad. Lo que necesitas no es renunciar, sino comprender, tomar conciencia. Si tus apegos te han ocasionado sufrimiento, esa es una gran ayuda para comprender, y si alguna vez experimentaste el sentimiento de libertad te será útil recordarlo. Borra en ti el ¡que feliz me haces! y el ¡esto me hace feliz!.

 

En la medida que usted se sorprende apegado, condicionado a algo y que no, puede liberarse de ello, debe empezar a liberarse de esa atadura para no darle cabida al sufrimiento que es muy penoso y puede originar serias repercusiones físicas y síquicas.

 

 

MR.B