En el momento de buscar un trabajo, la hoja de vida o Curriculum Vitae, es una de las herramientas más utilizadas por una empresa para seleccionar personal y encontrar los mejores prospectos. A continuación, entregaremos algunas recomendaciones para que este "mapa" de nuestra vida sea de mucha ayuda cuando solicitemos una oportunidad para trabajar.

 

En un artículo anterior, hablábamos de la importancia de la Inteligencia Emocional en el mundo laboral actual. Expresábamos que la mayoría de empresas al querer contratar nuevo personal se basaban no tanto en sus conocimientos sino en la capacidad de entender a sus compañeros de trabajo y propender por un ambiente laboral positivo donde no existan peleas y el trabajo se desarrolle mejor.

 

Para una compañía, tener individuos comprometidos, optimistas, alegres y encargados de generar un excelente clima laboral, es de suma importancia. Por tal razón, la hoja de vida no puede quedar al margen de las tendencias organizacionales actuales y debe ayudar para que se conozca emocionalmente a los futuros empleados de una compañía.

Antes, los gerentes de Recursos Humanos buscaban personas muy preparadas y por eso la hoja de vida de los aspirantes se limitaba sólo a reseñar los datos personales (nombre, edad, sexo, etc.), su nivel de estudios (bachiller, profesional, etc.) y su experiencia en antiguos cargos. Ahora, lo que se busca, más que genios, son personas con cualidades humanas excepcionales.

 

Claro está que el nivel de conocimientos es un factor importante cuando se está buscando personal, pero es innegable que cada vez más empresas desean conocer ese lado "humano" de sus futuros empleados. A continuación, haremos una reseña de las características que debe tener una hoja de vida y que permitirá que nuestro lado emocional sea conocido y valorado por una compañía.

 

En primer lugar, deben colocarse los datos personales y de estudios que se posean. Esto es algo que siempre debe aparecer y no cambia nada con respecto a la forma tradicional que se ha utilizado con anterioridad. Es decir, debe aparecer el nombre, teléfonos donde pueda ser contactado el aspirante, fecha de nacimiento, etc., así como los estudios cursados y títulos obtenidos.

 

Cuando las normas no se cumplen o son violadas, se comete un acto de indisciplina. Dentro de una empresa, la gerencia debe llevar a cabo acciones que permitan un correcto comportamiento por parte de todos sus integrantes, es decir, que siempre se cumplan las reglas internas que se hayan establecido con antelación.  

Es tiempo de cambiar las aburridas hojas de vida antiguas por otras donde se muestren las características que definen nuestra personalidad

 

Esto le dará al encargado de la selección de personal, una idea de las capacidades y logros del aspirante, así como el grado de aceptación y compromiso hacia el trabajo. No debe olvidarse también señalar el por qué se está buscando un nuevo empleo, en caso que el individuo esté laborando o las razones de su ida si ya no está trabajando.

 

Como tercer punto, deben indicarse los idiomas que se dominan y las aficiones o hobbies que se tengan. Si se viajó a otro país a perfeccionar un idioma, esto debe quedar registrado en la hoja de vida, así como pasatiempos y gustos ya que esto dará una idea de la personalidad del individuo, por sus intereses en cuanto a deportes, aprovechamiento del tiempo libre, etc.

 

Con todo lo anterior, se tendrá una magnífica base para construir la hoja de vida y muy seguramente será valorada por una empresa ya que se está dando a conocer el "lado humano" del aspirante que pesará mucho en el momento de seleccionar los mejores prospectos.

 

Sumado a lo anterior, es bueno anexar una carta de presentación en donde se expresen muy brevemente los deseos y anhelos de ingresar a la compañía, así como la forma en que se piensa colaborar dentro de la misma. Esta carta debe estar dirigida a la persona encargada de la contratación y con todas las normas técnicas aplicables.

 

Como conclusión final, podemos decir que una hoja de vida "emocional" es la tendencia actual, donde priman los aspectos emocionales más que los conocimientos. Su buena presentación y diseño serán aspectos importantes y valederos cuando una empresa esté buscando personal comprometido y emprendedor por conseguir el éxito en una organización.

 

Conclusión final

 

Podemos decir que una hoja de vida "emocional" es la tendencia actual, donde priman los aspectos emocionales más que los conocimientos. Su buena presentación y diseño serán aspectos importantes y valederos cuando una empresa esté buscando personal comprometido y emprendedor por conseguir el éxito en una organización

 

MR. B