No existen en el mundo 2 personas iguales. Tal vez físicamente pueden encontrarse 2 personas idénticas pero jamás existirán 2 seres humanos que piensen, actúen y se expresen de la misma forma. En un mundo tan competitivo como el que apreciamos en la actualidad, es de suma importancia diferenciarnos de las demás personas y sobresalir por nuestra "calidad".

 

Esta "calidad" puede verse traducida en la forma como tratamos a las otras personas, en cómo actuamos ante las diferentes situaciones que se presentan en nuestro camino, en las ideas que expresamos diariamente y en la manera como realizamos las diferentes funciones o tareas que se nos han encomendado. Dependiendo de cómo y con qué calidad realicemos estos actos, seremos reconocidos positiva o negativamente.

 

Es innegable que cada uno de nosotros debe luchar por algo. Debemos luchar por sacar adelante nuestra familia, la empresa donde trabajamos, etc., pero en algunas ocasiones olvidamos nosotros mismos salir adelante. La mejor forma de hacerlo es convertirnos en personas con alta inventiva, atentos a los cambios que se aproximan, velando por la buena relación con las demás personas y siendo muy emprendedores.

 

Todo lo anterior se verá reflejado en beneficios tanto para nosotros como para las personas que nos rodean y el entorno en el cual nos encontremos. Es importante por lo tanto determinar en qué campos o actividades nos desarrollamos mejor o en donde nos sentimos más a gusto, y propender por mejorar cada día más en dichas situaciones.

 

El mercado laboral está buscando individuos emprendedores, innovadores, etc., que quieran desarrollar toda su creatividad al interior de las empresas. Aquellas personas que no posean dichas cualidades difícilmente sobrevivirán en el competido mundo laboral, ya que no se esfuerzan por diferenciarse de las demás, no tienen o no saben si tienen fortalezas y no hacen lo correcto por mejorar su imagen en todo sentido.

 

Dentro de todo este marco de "mejoramiento continuo" de nosotros mismos, es importante también tener un registro de todas las actividades que se han realizado y las que se van a realizar. Manejar bien el tiempo, conociendo qué se va a hacer, significa ahorrar esfuerzos lo que nos ayudará a ser más organizados y a estar pendientes de cualquier oportunidad que se nos presente, ya que sabremos hacia donde dirigirnos.

Cada ser humano es único e inigualable. Dependiendo de las actitudes y aptitudes que se tengan, unos serán mejores que otros

Definitivamente, todo parte de nuestro esfuerzo personal. Si no nos trazamos unas metas y luchamos por conseguirlas, muy difícilmente estaremos orientados y, por el contrario, nos sentiremos como si fuéramos por esta vida sin rumbo fijo. Es indispensable que mejoremos en algo día a día y no nos estanquemos haciendo, pensando y expresándonos siempre de la misma manera.

 

Sin lugar a dudas, si tratamos de mejorar o innovar cualquier aspecto o actividad de nuestra vida, estaremos dando siempre un paso hacia adelante y casi sin darnos cuenta, acumularemos bastante experiencia y conocimiento que nos ayudará a enfrentar la vida con mayor optimismo y preparación, y muy seguramente seremos personas exitosas y felices por todo lo conseguido.

 

En una organización es importante que velemos por hacer algo innovador o creativo que nos diferencie de los demás. Aportar ideas o generar nuevos estilos de hacer mejor las cosas, acumulará puntos a favor nuestro y seremos identificados en el sitio de trabajo como personas indispensables para el buen desarrollo de la empresa y la satisfacción que sintamos, será el mejor premio a todo nuestro esfuerzo.

 

Por tal razón preguntémonos: se nos conoce actualmente por hacer algo bueno?, estamos trabajando en algo para que el próximo año sea mejor?, las labores que estamos realizando son un reto para nosotros mismos y son de nuestro total agrado?, qué conocimientos hemos adquirido en los últimos meses? o en qué estamos trabajando para que seamos reconocidos positivamente por los demás?.

 

En nuestro sitio de trabajo: hemos tratado de cultivar más y mejores relaciones laborales?, qué experiencia hemos adquirido allí últimamente?, nuestro manejo del tiempo y actividades a mejorado? o hemos tratado de cometer menos errores?. Cada uno de los anteriores puntos debe ser respondido con total honestidad, porque nos ayudarán a definir si vamos o no por el camino correcto.

 

Ser mejores cada día no es una tarea sencilla. Lo importante es concientizarnos que la solución a todos nuestros problemas y la salida hacia una nueva vida está en nuestras manos. Por tal razón, luchemos por ser reconocidos como trabajadores y seres humanos honestos, correctos, con buena conducta y muy creativos. Sólo así conseguiremos el éxito que, sin duda, llegará a su debido tiempo.

 

 

MR. B