Somos siervos humanos en el rebaño de la vida. Nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos, así en esa forma continua nuestra existencia en el mundo. Fuimos creados a imagen y semejanza de un ser divino y perfecto. Pero el sabia que la única forma de mejorar nuestras vidas y existencia humana era negándonos la perfección.

En causa de no poseer ese don, muchos seres humanos al evolucionar se han convertido en lo que menos el Divino quizás llego a pensar o anticipar. Digo esto porque la idea principal surgió de amor y el deseo de mejoramiento continuo en felicidad y armonía en nuestras vidas.

Pero si nos fijamos en nuestra historia y hasta el día de hoy es muy triste ver tanta maldad, mentiras, engaño, y abusos cometidos al prójimo sin importar los males y daños causados como consecuencia de intenciones negativas pensadas, planeadas y ejecutadas sin piedad alguna.

Nuestro dios es el pastor de este rebaño humano, somos sus siervos pero tengo certeza que en su calidad de humano el también teme al aullido de los lobos. Y digo eso porque él sabe que la naturaleza de ese animal salvaje es muy ágil, tenaz, sutil, de terror y muerte.

Los lobos son animales salvajes que generalmente atacan en grupo, no por cobardía, pero porque son muy inteligentes y ventajistas, todo lo planean con exactitud y precisión para alcanzar su cometido y meta común que es envolverte, acorralarte y darte el golpe final de abuso y muerte.

Pero esto se ve hoy día más y más en nuestro mundo cuando los lobos también acechan a su presa de forma individual con mentiras y engaños hasta llegar a cometer el abuso y crimen.

Estos lobos caminan por la vida buscando presas fáciles, personas de buen corazón como hay tantas en el rebaño humano. Debes de tener en cuenta que estos lobos se excitan con la carne y la sangre y se aferran a las mentiras con engaños para cometer sus delitos y abusos, con esto hay que tener mucho cuidado, ser muy inteligente para poder ver y observar detenidamente más allá de sus intenciones ocultas debajo de su piel de oveja, porque los lobos son muchos y muy sutiles con caritas de yo no fui.

Entiendo que Dios es amor y perdón, pero también cuando él tuvo que castigar y hacer justicia lo hizo y no tuvo contemplación por los lobos salvajes que aterrorizaban su rebaño. Dios dijo que los falsos profetas eran como los lobos y con ellos debíamos tener mucho cuidado.

Yo de mi parte como persona y ser humano sé que hay cosas en la vida muy difíciles de perdonar como las mentiras y los engaños, pero también existen abusos en nuestra humanidad que no tienen ni el perdón de nuestro creador y mucho menos el mío.

Sabemos que los lobos vienen con una vestimenta de oveja porque al vestirse así no despiertan mucho la atención de sus víctimas. Pero, ¿por qué creen ustedes que el Divino dijo que ellos vienen con vestimenta de ovejas?

La respuesta es simple y sencilla porque las ovejas son los animales muy inocentes, inofensivos y hasta crédulos que existen en su rebaño humano. Ningún animal es más manso que ellos. Los lobos al vestirse como ovejas su camuflaje no descubre sus reales y malas intenciones.

¿Existieron estos falsos profetas en el tiempo de Jesús? ¡Sí! ¿Los tenemos hoy? ¡Sí claro! ¿Siguen engañando? ¡Sí también! Déjeme decirle que si alguna vez existió una generación que necesita ser advertida acerca de los falsos profetas y lobos con piel de oveja, es ésta la nuestra, y SI NO me creen simplemente observen detenidamente su entorno y el mundo en caos en que estamos viviendo hoy.

Soy de pensar que si un lobo con piel de oveja es capaz de abusar de la inocencia de un chico que no se puede defender, a ese lobo hay que despellejarlo de su piel y juzgarlo con todo el peso de la justicia humana y divina sin una pizca de contemplación, así como el no pensó en el mal causado a su víctima, nosotros no debemos ni podemos darnos el lujo de aplaudir la hazaña porque de hacerlo también nos convertimos en su cómplice.

Los indios Norteamericanos cazaban a los lobos de una forma muy singular, ellos ponían un puñal en medio de un trozo de carne, de manera que mientras el lobo se comía la carne también mordía el puñal, produciendo un desangramiento hasta el punto de enfurecerse y morir tragándose su propia sangre.

Nosotros en nuestra calidad humana debemos de estar muy alertas y no dejar que estos lobos con piel de oveja se filtren en nuestras vidas, ellos dicen ser tu amigo, amarte y quererte, te tienen consuelo y piedad mientras a tus espaldas están convertidos en JUDAS para darte el golpe de muerte a pie de gracia.

Aprende a escuchar más a las personas, obsérvalas más, y no confíes de primera instancia en todo lo que te dicen y te ofrecen, ese es el oasis de alusión espejismo que ellos crean para mentirte, engañarte y abusarte; se cauto y si algo no te suena bien y tu corazón dicta desconfianza, escúchale y aléjate de ellos para no caer victima en sus garras y colmillos.

Si pones atención te darás cuenta que tarde que temprano esos lobos tan lindos, cariñosos y sutiles con carita de yo no fui pero con las intenciones de Satanás van dejando al descubierto su piel de oveja.

Por eso, hoy les advierto sobre la importancia de estar en guardia siempre para nunca ser seducidos, engañados y abusados por los “Lobos vestidos con piel de oveja”. JB211

Sinceramente su amigo de hoy y siempre,

John Bisner Ureña

Hay que observar ambas caras del espejo para darse cuenta quien es lobo o Oveja!

Cuidado con aquellos que se escudan en su piel de OVEJA! Hay que observar ambas caras del espejo para darse cuenta quien es lobo o Oveja!