Vivir el presente es realmente es un desafío continuo. Estamos tan ocupados y preocupados viviendo la vida que generalmente matamos o dejamos pasar de lado los momentos cruciales en la vida, pensamos en el futuro mientras revivimos el pasado. Irónicamente lo que podemos hacer es estar en el presente, porque solo así podremos notar y darnos cuenta de las realidades que vivimos y tenemos que afrontar ya sea de buena o en mala forma.

Todo esto es estresante porque hoy día la gente vive en la cuerda floja y asfixia de la vida, todo es rápido y avanza a pasos que la gran mayoría se quedan rezagados, y a muchos eso no les importa, porque cada quien vive por cada quien; ya no es como antes donde los demás te conocían y tú los conocías a ellos, tus amigos y vecinos. Hoy quien toma una caminata por tomarla, meditar y reflexionar, hoy da miedo caminar porque te asaltan y te abusan sin importar el mal que causen a su prójimo.

 

A las personas se les olvida que vivir el presente es vivir el ahora y observar y apreciar todo lo que te rodea, es vivir tu vida y no pensar en ella, porque entre más piensas pierdes minutos importantes por vivir. Gastamos mucho tiempo pensando y angustiados, pensando en las cosas que nos salen mal, lo mal que nos hacen, buscando la respuesta a preguntas sin sentido o explicación, al “porque, como, cuando y donde”, que nos frustra tanto y desconsuela.

 

Hay tanto por vivir que si pensamos en todo ello no vivimos nuestras vidas como debemos vivir la. Hay momentos que debes de dar una pauta, tomar un descanso, y reflexionar, meditar en tu propósito y como realizarlo y vivirlo en una forma armoniosa y feliz sin lastimar  o causar mal en tu entorno.

Las angustias que vivimos y sentimos en nuestras vidas quizás sean normales y parte del vivir y crecer como ser humanos porque al afrontarlos de forma correcta nos mejoramos, crecemos y nos acercamos aun más a la perfección tan deseada por muchos. Muchas veces la angustia termina en desconsuelo, aun cuando es algo triste y difícil, me di cuenta que no es tan malo sentirlo y experimentarlo, es necesario para aprender y continuar nuestras vidas tal cual debe ser.

La vida nos muestra muchos desconsuelos y angustias, pero estas son formas de aprendizaje que debemos saber afrontar y sobrellevar, la vida nos pone muchas trabas, pero debemos afrontar esos desafíos con firmeza, fuerza, FE y determinación; solo así, esa angustia sufrida con tanto desconsuelo nos ayudara a salir adelante y triunfantes ante las adversidades de la vida.

Como poder describir o hablar de desconsuelo, quizás simplemente seria recordar una frase de desesperación que escuche hace mucho cuando era joven y mi abuelito Pedro me explicaba que morir era vivir pero en otra dimensión, el decía que hasta en ese estado incomprensible aun por la humanidad, los muertos también sonreían por que se elevaron a la espiritualidad del vivir realmente.

Muchos seres hemos experimentado el desconsuelo en un sinfín de ocasiones quizás, pero hay momentos duros de dolor en nuestras vidas que son indescriptibles, que te muerden el corazón y desangran tu alma, momentos obscuros que son difíciles de afrontar, sobrellevar, momentos de redención y reflexión en nuestras vidas.

Dicen que la vida le pone pruebas a todo aquel que las puede sobrellevar, pero que doloroso es cuando esos momentos llegan a tus pies, tocan tu puerta y te hacen caer de rodillas en desconsuelo. Pienso que quizás el punto es que te das cuenta que tratas de hacer mucho por la vida y también descuidas sin querer lo que más amas, importa y tiene valor real en nuestras vidas.

Realmente, creo no es que hacemos las cosas mal, hay situaciones en la vida que se dan porque se tenían que dar para dejarte ver tus prioridades, no siempre el dolor es malo, pero si sos fuerte y miras más allá de las lagrimas, el evento se cristalizara dejándote ver todo tal cual es y los cambios en tu vida que debes hacer.  La vida es un sendero y cause de rio al mar sin paralelos o rectas, tiene sus curvas de ventaja y desventaja, ahí aprendemos a remar para vivir y sobrevivir mientras estamos en esta tierra”.

El desconsuelo, la angustia y desesperación nos hacen tocar el fondo, nos hunde, nos ahoga, nos mata y nos asfixia, pero en esos momentos es donde tenemos que ser fuertes, sacar las fuerzas de donde no las hay, nos aferramos a la FE, y sentimientos que nos distinguen como seres humanos que somos; por ese motivo es importante recordar que no hay que actuar con ira y furia aunque eso es lo que palpita en tu corazón, hay que ser sensatos, guardar la calma y conducirse con firmeza, con calma, y siempre en el marco de la ley contemplando la ética, la moral y la justicia siempre.

 

Antes de que admitas que te sientes incapaz, sin fuerzas, que el llanto te consume y las lagrimas te ahogan en cada gota, y pienses que nada va a cambiar para mejorar, no te dejes engañar o llevar por los sentimientos de culpa y miedo porque si existe la JUSTICIA aunque estés en el desconsuelo del momento.

Pero para lograr ese nivel de pensar y razonar debes cambiar tu primero, y eso es la parte difícil, porque la ira incrementa las ganas de hacer justicia con tus propias manos, te ciega el pensar y debilita tu razonamiento, con esto hay que tener mucho cuidado para no cometer errores irreparables en tu vida y caer más profundo aun.

Cuando tocamos fondo y vemos frente a frente la maldad con su frialdad, el desconsuelo nos encierra y abruma, pero tengo la FE que cuando estés en ese abismó al igual que yo encontraras la forma para levantarte, tomar fuerzas para afrontar la adversidad y poder con el tiempo no olvidar porque nunca se olvida, pero si tener consuelo al haber transformado una experiencia negativa en algo positivo y de más valor.

Aunque no lo crean, hasta de nuestra desdicha hay que aprender y dar gracias, porque son formas inexplicables que nos muestran la realidad del mundo presente en que vivimos porque haber tocado fondo en la forma que muchos de nosotros hemos experimentado ha contribuido a la creación de nuevos caminos con rumbos mejores, más productivos y de provecho en nuestras vidas.

Es mi gran deseo de que pronto el rumbo de nuestra nación cambie para mejorar y que nuestros líderes de gobierno comiencen a gobernar para las personas y por el pueblo en lugar de un beneficio personal  propio, sin tener en cuenta su país y conciudadanos. Me gustaría que mediante la aplicación de la disciplina, el compromiso, el linaje y la sabiduría se pueda desarrollar la expansión y la explicación de “las enseñanzas de sentido común” para mejorar como seres Humanos…!!!JB211

Quizás sin creerlo o pensarlo, lo bueno de los eventos por los que nos lleva el desconsuelo y la angustia de la vida… es cuando se llega al punto adverso y desesperación donde tú crees nada es posible, pero se te abre una puerta de oportunidad al final del túnel donde brillara una luz nueva en tu vida para continuar viviendo tu propósito en felicidad plena y amor; a eso le pongo mi firma!

 

Sinceramente,

John Bisner Ureña.

It is my great wish that soon the direction of our nation change for the best and that our leaders start governing for the people and by the people instead of personal benefit and enrichment disregarding their nation and fellow citizens. I wish that by applying discipline, commitment, lineage, and wisdom we can develop the expansion and explanation of “common sense teachings” for a better Human Race.!!!!