Del libro ¨Ian & Yo¨ – Siete errores comunes que cometen los Padres. ¨ Yo los cometí ¨

Leave a comment

Aun cuando todos los padres desean que sus hijos tengan una gran auto-estima, muchas veces ellos mismos, sin darse cuenta, son los encargados de bajársela de manera inconsciente e ingenua. Decirles que son malos o tontos. Los niños que creen que son malos sólo cuando se han comportado mal, empiezan a convencerse de que su valor como personas se basa en esos juicios. Un niño que derrame la leche en la mesa, y a quien le digan: ¨Eres un niño malo; esta semana es la cuarta vez que cometes una torpeza¨, en seguida interiorizará esta afirmación: ¨Cuando soy torpe, soy malo o una mala persona¨. Sorprender constantemente a los niños haciendo algo mal.

Esta forma de asumir el papel de padre se basa en buscar las cosas que los niños hacen mal y recordarles todo el tiempo ese comportamiento. Reforzar constantemente los comportamientos negativos es una manera segura de construir una pobre autoestima. Dar a los chiquillos apodos que contribuyan a deteriorar su sentido de la dignidad.

Llamar a un niño Enano, Orejudo, Gordito, o nombrarlo de cualquier otro modo que no tienda a promover una imagen positiva de sí mismo, es una manera de disminuir la propia estima.

Las connotaciones negativas de los apodos o de la manera en que te diriges a tus hijos llegan a incorporarse a su autorretrato. Las palabras, las frases y los apodos negativos son recuerdos duraderos que difícilmente borramos de nuestra imagen de nosotros mismos. Considerar a los niños como “aprendices de persona” y no como seres humanos completos.

Esta actitud se caracteriza por tratar a los niños como si siempre estuvieran preparándose para la vida; diciéndoles que algún día sabrán por qué esperas de ellos lo qué les estás pidiendo. “Cuando crezcas, comprenderás por qué siempre estoy reprochándote.” “Algún día, apreciarás lo que te estoy diciendo.” “Eres demasiado pequeño para saber por qué; simplemente, hazlo porque te lo digo yo.” Este tipo de mensaje hace que el niño piense que le falta algo, que está incompleto, y por lo tanto, sólo parcialmente se verá a sí mismo como una persona, evite este tipo de afirmaciones negativas.

Criticar a tus hijos cuando cometen errores. Las críticas contribuyen a reducir la propia valoración. Cuantas más críticas reciba un niño, más probable es que evite probar las cosas que dieron lugar a esas críticas. Frases tales como ¨Nunca has sido muy bueno en atletismo¨, o ¨Es la tercera vez que fallas en la práctica; sospecho que nunca aprenderás a ser responsable¨, o ¨Ese vestido te hace ver gorda, o ¨Tú estás siempre refunfuñando¨ son las herramientas que los niños usan para tallarse una pobre imagen de sí mismos.

Hay muchas maneras de ayudar a motivar a un niño para que tenga un comportamiento más adecuado, y las críticas son tal vez la técnica menos útil y la más dañina que puedes encontrar. Hablar por tu hijo, en vez de dejarlo responder de la manera típica en que lo haría alguien de su edad. Hablar en lugar de tus hijos como si ellos fuesen incapaces de expresarse, contribuye a que duden de sí mismos y a que se sientan inseguros. También les enseña a confiar en que los demás hablen por ellos. Cuando actúas así, les transmites este mensaje silencioso: ¨Yo puedo decirlo mejor y con más precisión que tú¨, porque eres demasiado joven para saber cómo expresarte.

Hablar de tus hijos delante de ellos como si no estuvieran presentes. Este comportamiento les induce a considerarse como personas sin importancia o, peor todavía, como una parte más del mobiliario. ¨No sé lo que vamos a hacer con IAN; cada día se porta peor¨.

Mientras tanto, IAN está recibiendo un mensaje de sus padres, que él interioriza de la siguiente manera: ¨No puedo creerlo, hablar de mí con los demás como si yo ni siquiera estuviese presente ni contase para nada¨. Cuanta menos consideración tengas por tu hijo como ser humano total, importante y sensible, menos consideración tendrá él por sí mismo.

Estas actitudes que muchos padres asumen, muchas veces sin darse cuenta, contribuyen a que los hijos se formen una pobre autoestima y no aprendan a valorarse como personas. La buena noticia es que si cambiamos estas actitudes hacia nuestros hijos su autoestima comenzará a mejorar de manera inmediata.

Consejos efectivos para evitar cometer errores en la crianza de los hijos.

Para llegar a ser feliz en la vida debes de ignorar muchas cosas; pero lo que no puedes obviar como padre de tus hijos es tu ejemplo y lo que ello pueda llegar a marcar y significar para ellos a futuro.  Al madurar mis experiencias tanto malas como las buenas me han enseñado claramente cosas importantes que un papá debe influenciar sobre sus hijos. En mi caso con mi hijo Ian, llegué a comprender la importancia de la ¨imagen paterna¨ que antes no tenía clara, pues vivía en carreras, preocupado y estresado.

Una vida llena de compromisos que no permitía que yo diera lo mejor que podía dar, y ese grave error lo cometí con mis hijas, pues creo pude haber hecho una mejor labor sino me hubiese preocupado tanto por quedar bien con los demás o los que dirán.

Quizá yo no pude sintonizarme con ellas por estar en una frecuencia distinta, muchas personas no consideran la imagen paterna importante o no la valoran por lo que realmente es, solo creen que el hombre se hizo para trabajar y aportar beneficios materiales, pero ahora me doy cuenta que somos mucho más que eso y fuimos creados para hacer cosas más grandes.

Ante los ojos de un niño la figura paterna es muy importante, para ellos esa persona es como su héroe puesto que ellos son los grandes héroes de sus pares. Los chicos necesitan esa figura paterna, necesitan identificarse con alguien de su mismo género porque de allí parte la construcción de su misma identidad.

Los padres tenemos que cuidar mucho ¨Todo¨ lo que hacemos, el modo de conducirnos, el ejemplo que estamos transmitiendo pues, nuestros hijos son excelentes observadores y detenidamente ellos están guardando en su banco de memoria todo aquello que vieron en sus padres y que después van a imitar como reflejo en espejo.  Los dejes, frustraciones, fracasos o éxitos, la forma en como los transmites ante la vida son ejemplo para tus hijos, de allí quizá ellos tomaran lo que más les impactó para ellos aplicar en su vida.

Lo que hagas cotidianamente sea lo que sea, es lo que tus hijos usaran como forma de ¨imitar a ese héroe¨ que ellos tanto admiran.

Sé ese ¨héroe digno de imitar¨, aun cuando es difícil serlo no es imposible si realmente te lo propones. Ser padres dignos de admirar no es tarea fácil ni te dan un titulo en una universidad por serlo; pero la vida es tu mejor maestra, que te enseña te enseña.

Con Ian he aprendido tanto, pues muchas veces se me olvidaban cosas que no debía hacer delante de él, y cuando lo veía imitándome algunas veces me causaba risa otras me preocupaba mucho lo cual me recordaba el rol de padre que asumí por tanto tenía que llevar esa batuta con los mayores honores posibles.

Cuando se forma una familia se constituye un compromiso con Dios y con la sociedad. Ese compromiso es de crear un hogar donde se eduque bien a sus miembros, pues la familia es la primer escuela que existe, allí se inicia la formación de valores y principios. Los padres son los maestros y los hijos sus estudiantes que aprenden basado en sus ejemplos y enseñanzas.

Los padres deben de transmitir le respeto, la responsabilidad, amor, aceptación, ética y mucho más a sus hijos, ellos están siempre atentos con sus mentecillas abiertas como esponjas absorbiendo todo lo que aprenden en el núcleo familiar; por tanto ¨educar con valores y principios¨ es crucial para el buen crecimiento de tus hijos.

Finalmente no teman a equivocarse, solo en esa forma es que realmente aprendemos, pero procuren siempre hacer y dar lo mejor para sí mismos y para sus hijos. Sean ese ser ejemplar a admirar, conviértase en la mejor versión de usted, transforme su ser en un padre o madre excepcional. ¿Quién dijo miedo? Fácil no es, pero no es imposible tampoco.

Que te van a criticar, lo van hacer, pero, no pierda el enfoque positivo: Recuerda que la vida es lo que tu creas de la misma, el poder está en tus manos para vivir una vida feliz y exitosa.

Esfuérzate por vivir felizmente y asegúrate que tus hijos crezcan en un ambiente sano  y feliz. Amate a ti mismo tanto como Dios nos ama, respeta e infunde respeto, bendice a tus seres queridos y muestra ¨GRATITUD¨ por la vida que Dios te brinda, ahí la clave de la felicidad y el buen vivir.

Pronto en Amazon.com

Editorial Bisner & Zúñiga

John Fay Bisner Ureña.IAN & YO_best-seller-book-coverMaster[Convertido]

Advertisements

ERES EL RESULTADO DE TI MISMO – Consejos de un Amigo Verdadero

1 Comment

Querido amigo mío, deseo que leas lo siguiente con una mente abierta. No es de ninguna manera nada negativo mucho menos te crítico, más mi deseo de aliento y ayudarte a entender cosas que muchas veces no deseamos ver, rehusamos mejorar y nos agobian día y noche.

 

Porque te considero mi amigo, y te estimo de verdad te escribo lo siguiente:

Eres el resultado de ti mismo, nunca culpes a nadie, nunca te quejes de nada ni nadie, porque tú has hecho tu vida a tu manera. Acepta la responsabilidad de edificarte a ti mismo y el valor de acusarte en el fracaso para volver a empezar corrigiéndote. A veces, el triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas del error.

Si puedes evitar algunos mejor será. Nunca te quejes de tu ambiente o de los que te rodean, hay quienes en la debilidad y la fortaleza de tu corazón te acompañaran. Aprende a convertir toda situación difícil en un arma para triunfar, se humilde, perseverante y nunca te compares con los demás pues te amargaras. Recuerda que las circunstancias son buenas o malas según tu voluntad y empeño.

No te quejes por tu pobreza o por tu salud, o por tu ¿Suerte?: Enfréntalas con valor y acepta que de una u otra manera, es el resultado de tus actos y la prueba que has de ganar. No te quejes por la falta de dinero porque abunda en muchas partes. No te amargues con tus propios fracasos ni se los cargues a otros, mucho menos envidies a los demás y acepta ahora, vive hoy y edifícate un mejor futuro; Oh siempre seguirás justificándote como un niño sin guía maternal.

Recuerda que: cualquier momento es bueno para comenzar y que ninguno es tan malo para fracasar….. Empieza ahora mismo. Deja de engañarte, eres la causa de ti mismo, de tu tristeza, de tu necesidad, de tu dolor, de tu fracaso. Tú decidiste construirte de esa manera.

Si tu aprendes a hacer nuevamente desde el dolor, a ser más grande que el más grande de los obstáculos, dentro de ti encontraras un hombre que todo lo puede hacer. La causa de tu presente es tu pasado, como la causa de tu futuro será tu presente. Aprende de los fuertes, de los activos, de los audaces, imita a los valientes, a los energéticos, positivos, a los vencedores, a quienes no aceptan situaciones imposibles, a quienes no les atrae las cosas fáciles y a cambio aceptan el reto de lo exigente pero realizable; a quienes vencieron a pesar de todo.

Piensa menos en tus problemas y enfócate más en tu trabajo, tus hijos y tus problemas sin aliento morirán. Mírate en tu espejo, comienza a ser sincero contigo mismo, reconócete por tu valor y por tu voluntad y no por tu debilidad para justificarte.

Conociéndote a ti mismo serás libre, fuerte y dejaras de ser títere de las circunstancias. Porque tú mismo eres el conductor de tu destino y nadie puede sustituirte. No pienses solo en ti, piensa en tus frutos y los hombres que tú deseas que ellos lleguen a ser algún día. Quiérelos, cuídalos, protégelos, que algún día en un futuro no muy lejano ellos harán lo mismo por ti. Recuerda que con la VARA que uno mide…Lo miden el doble!!

¡Levántate! Mira la mañana llena de luz y de fuerza, respira esa luz del amanecer y vida nueva llena de oportunidades. Tú eres parte de la fuerza de tu vida. ¡Despiértate, camina, muévete, lucha, decídete! Y triunfarás en la vida. Se Feliz…!! Palabras sabias de un amigo que te aprecia de verdad….!!.

 

Amigo mío en el mismo orden de ideas, podemos agregar siete ideas más:

o  Qué es mucho más fácil reaccionar que planificar, pero mucho menos efectivo.

o  Qué mucho más saludable reírse con otros, que reírse de otros.

o  Qué nuestra formación y las circunstancias pueden haber hecho de nosotros lo que somos, pero nosotros somos los responsables por aquello en que nos hemos convertido.

o  Qué no siempre es suficiente ser perdonado por los demás. Muchas veces es necesario que nos perdonemos a nosotros mismos.

o  Qué responsabilidad no es algo que a uno le asignan, sino algo que uno asume.

o  Qué cuando dejamos de prepararnos, es prepararse para el fracaso.

o  Qué la generosidad no se paga con las palabras, y la valentía se demuestra dando.

 

Espero y es mi profundo deseo que estas palabras te ayuden a entender mejor muchas cosas que se te agobian. Recuerda siempre quitarte la camiseta del “EGO-y-NEGATIVIDAD” y ponerse siempre a diario la camiseta de la “HUMILDAD-POSITIVIDAD y ÉXITO” y dale a la vida lo máximo y mejor de ti, disfrutando cada minuto de tu existencia hoy mañana y siempre… reflexiona en el pasado, vive el presente de la mejor manera posible y planea para el futuro.

Tu amigo de siempre…

John Bisner Ureña

http://www.facebook.com/note.php?note_id=327541709531

God and his Creation

A Mis Hijas!

Leave a comment

A MIS HIJAS!

Hijas mías, no debe extrañarles lo que aquí les manifiesto, porque ha sido parte integral de la educación que tuvieron, aunque no niego que con ustedes aprendí el oficio de ser padre.

Desde hace varios años me dispuse a portar dignamente el título de “papá” y este documento reúne la esencia de lo que he aprendido y desde entonces, ha sido bastión en la lucha hacia mi propio desarrollo. Cada idea, cada expresión que aquí se plasma, forma parte de la gran experiencia obtenida a través de estos 41 años y la enriquecí tomando como referencia a diferentes autores.

Lo que motivó a que me interesara en desarrollarme, se remonta al pasado, y la gota que derramo el vaso fue precisamente el momento de darme cuenta del daño que estaba causándoles en su condición de niñas, puesto que en forma instintiva, me preocupaba por ofrecerles en ese entonces, las cosas y los objetos de las que está llena el mundo y que yo creía que eran más urgentes; olvidándome a veces, de las dosis de amor, reconocimiento, apoyo, aceptación que tanto necesitaban para crear en ustedes seres humanos felices.

Este olvido acarreó como consecuencia una serie de heridas que yo no podía entender. Estaba ciego.

Les pido hijas mías que lo compartan con sus amigos y familiares. Tomen a tiempo decisiones importantes en su vida y no tenga que pasar demasiado tiempo para rendirse ante lo que son y empezar a tomar acción en lo que anhelan ser.

Hijas mías, Dios me dio la capacidad de entender el error en que estaba y me dotó de fortaleza para tomar a tiempo decisiones que nos llevaran a integrarnos y el resultado fue que realmente somos la familia amorosa, entregada y feliz que siempre soñé tener.

Ustedes son mi mayor tesoro, y el mayor título que he recibido en mi vida es el de ser PADRE. Les amo. Y por el amor que les tengo, les pido que no se aparten de Dios, porque sin él nada es permanente.

Los cambios que tengan en su vida dependerán además de la voluntad que pongan para realizar las cosas que crean importantes, pero no olviden hacer uso adecuado de su libertad e inteligencia, que junto con la voluntad, son los atributos que las harán mujeres de éxito. Cada una de ustedes fue dotada por Dios de estos dones que los hace ser únicas e irrepetibles.

Viajen constantemente dentro de sí mismas y permítanse descubrir el gran tesoro que se encuentra muy dentro de ustedes. No se queden solamente en la contemplación de dichos tesoros, sino que deberán usar lo descubierto, de acuerdo a las oportunidades que la vida les vaya ofreciendo.

Así, tendrán la facultad de darse cuenta de las amenazas que provienen del exterior y deberán tener templada la espada, y la armadura bien puesta para luchar con bravura.

Cuando se sientan tristes recurran a la paz interior para que tengan la oportunidad de escuchar a Dios. Dios algunas veces habla bien despacito, y tenemos que dirigir todos nuestros sentidos a su llamado para entenderlo. Si Dios se comunica con ustedes por medio del corazón, escúchenlo, Él quizá les está indicando el camino en donde deben andar. Si este camino se encuentra escabroso quizá les está protegiendo de algún dolor.

Cuando tengan ganas de llorar permítanse hacerlo, porque el hombre y la mujer que sabe reír, también sabe llorar. Un ser humano triunfando expresa sus sentimientos sin pena porque sabe que no pierde nada al manifestar su humanidad. Rían con prontitud para que su cuerpo ría siempre y la vida les premie con el mismo encanto que siembran en sus semejantes. La risa es el regalo más barato que puedan darles a las personas que quieren.

Enójense con quien tengan que enojarse ante la injusticia, con la intensidad que se requiera, pero no olviden que la prudencia les hará triunfar ante la adversidad.

No den prestado dinero, ni pidan prestado, y mucho menos si los intereses son altos porque el dinero ensucia los buenos sentimientos, y tus mejores amigos pueden ser tus más grandes enemigos. Trabajen su vida organizadamente y bajo un plan que guíe su desarrollo. Los barcos al zarpar saben a qué puerto se dirigen, van equipados con brújulas y mapas que les orientan. No olviden llevar los suyos.

Conserven a sus buenos amigos porque son escasos. En ellos encontrarán consuelo y esperanza, pero no se fíen de los falsos amigos que solamente buscarán en ustedes lo que ellos carecen. Los distinguirá solamente el corazón, no el razonamiento. No hagan juicios de valor hacia ellos sino esperen a que el corazón les dicte el sano juicio.

No pongan sus ojos y su corazón hacia las cosas materiales solamente, sino que busquen un equilibrio entre las necesidades espirituales y las materiales. Recuerden que donde está tu atención está tu intención.

Dense el lujo ocasionalmente de premiarse cuando logren las metas más importantes de su vida y premien a los que dependen de ustedes cuando lo merezcan.

Reconózcanse, acéptense ármense y apóyense porque estas cuatro acciones son determinantes para tener satisfecho el autoestima. Lo mismo hagan por la gente que les rodea y ellos corresponderán de la misma manera.

La murmuración mata, aléjense de ella con premura, pregúntense si lo que están siendo informados va a ser ecológico en su vida, es decir si les va a hacer un bien o dar beneficio y va a ser aceptable para los demás.

Den caridad a los necesitados pero tengan precaución de que no se aprovechen de su bondad porque en el mundo hay de todo, algunos se pueden pasar de listos y se confunden con los que realmente lo necesitan. Cuando existan conflictos en sus casas, soluciónenlo con apremio.

Reúnan a las partes y confronten los puntos de vista. Los problemas solamente son diferentes maneras de concebir las cosas. Pónganse de acuerdo con disposición.

Jueguen siempre a ganar/ganar, todo lo que realicen que sea bueno para ustedes y aceptable para los demás. Si quieren tener oportunidades importantes arriesguen a salir del “corralito”, pero recuerden que todo tiene un precio del que hay que pagar para tener logros importantes en la vida.

Anímense a jugar al “qué tal si sí”. No hagan juicios a prior de una situación que no han vivido. Cuando cometan errores, reconozcan su responsabilidad en ellos y comprométanse con la gente a la que le fallaron.

Los triunfadores también caen y se deprimen, pero lo que los hace diferentes de los mediocres, es que tienen la fuerza y el valor de ponerse de pie con dignidad. Nos les de miedo cometer errores que con ellos su crecimiento será más rápido y cuando tengan problemas pregúntense ¿qué me está enseñando este contratiempo? ¿A dónde me lleva? Y la respuesta deberá ser considerada como un puntal para impulsarlos más hacia el éxito.

Recuerden que el miedo estará presente en todos los eventos de su vida, utilícenlo para tener energía suficiente para tomar decisiones que les ayuden en su desarrollo. Cuando Dios les mande hijos ámenlos y tengan siempre este documento como consulta y les dejo la tarea de enriquecerlo día con día, para heredárselo a los hijos de sus hijos y esta experiencia no se pierda en la nada.

A sus hijos enséñenles lo trascendente de la vida, apegados a lo que Dios quiere y esto lo encontrarán en el salmo 23 y dice “con vara y con callado te infundiré aliento”. Con el callado guíen los hacia el bien, y cuando su terquedad sea insistente no olviden usar la vara para la corrección.

Todas las mañanas no olviden darle un beso a sus hijos, es como una bendición para ellos porque tus labios dejan huellas en su pequeño corazón. De la misma manera en las noches no olviden despedirse con un beso aunque no se escuchen palabras de tus labios, en ese beso van implícitos todos los buenos deseos de pasar la noche placenteramente.

Sean amigo de sus hijos para que crezcan felices y tengan la oportunidad de exteriorizar sus preocupaciones y ustedes de ayudarles. No encomienden la educación de sus hijos a terceras personas, porque no tendrán el mismo cuidado con ellos del que ustedes tendrían.

Eviten darle a sus hijos más dinero del que necesitan, les puedes hacer un mal. Mejor denles las facilidades para que ellos mismos tengan la oportunidad de obtener ingresos propios, así aprenderán a ganarlo y valorarán su esfuerzo. Denle a sus hijos lo que ustedes carecieron, pero no se olviden enseñarles con prontitud también lo que ustedes tuvieron. Entre ustedes dos, deberá existir siempre el amor y la concordia.

Si tienen problemas, no se evadan. Reúnanse en un territorio neutro y resuelvan sus diferencias. Re comprométanse y sin resentimientos empiecen de nuevo juntos, siempre juntos. Así el árbol permanecerá dos veces eterno. Hagan deporte con frecuencia, la salud física se refleja en la salud mental. Busquen espacios tranquilos para que ejerciten también su inteligencia.

Una vez a la semana despierten antes de que salga el sol, tómense una tacita de café en su jardín y contemplen cómo Dios les ofrece la aurora más original que hayan visto en su vida. Cuiden el jardín de su casa porque las flores y las aves les ayudarán a apaciguar sus malos pensamientos y les desarrollará su sensibilidad hacia todo lo que les rodea.

Siembren un árbol en una fecha importante de sus vidas y cuídenlo con esmero. Antes de cincuenta años, escriban un libro, aunque sea pequeño. La satisfacción de plasmar sus ideas en un texto y de compartir lo que ustedes ya saben es incomparable y no se les olvide sonreír siempre, eso no tiene precio.

Sean siempre niñas felices… PAPA!

John Bisner Ureña

http://www.facebook.com/note.php?note_id=341891039531